Buscar
  • uncantouncuerpo

PADRE QUE ESTÁS EN EL CIELO.

Probablemente hemos escuchado muchas veces el término ORACIÓN e inmediatamente se nos viene a la mente el contexto de lo sagrado o de la religión, lo que tiene una lógica que resulta interesante poder entender, por ello en este artículo trataremos de explicar de una manera simple y sencilla qué es la oración.


Del latín oratio, -onis. Etimológicamente es una expresión oral, es decir, que debe expresarse con el lenguaje.


A partir de dicha definición y contextualizando su significado en el ámbito religioso, podemos definir que la oración es la acción de comunicarse con DIOS ya sea para dar gracias, hacer una petición o simplemente expresar los pensamientos y las emociones en búsqueda de guía y dirección.


Ahora bien, de la misma manera que los seres humanos dialogan, se comunican, interactúan entre sí y hoy en día través de los diferentes medios que la tecnología ha diseñado para la comunicación, de la misma forma los creyentes tenemos una herramienta que nos permite comunicarnos en forma directa con nuestro creador y es precisamente la oración el medio que nos da esa preciosa oportunidad de hablar, pedir, agradecer en fin expresar con nuestras propias palabras todo aquello que queremos y necesitamos.


Sin embargo, a pesar que aparentemente resulta fácil entender el significado de la oración no es lo mismo cuando se le dice a una persona que Dios escucha nuestras oraciones y que además él nos insta a orar permanente. Entonces surgen interrogantes tales como “qué decir, cómo orar”.


A través de la Biblia vemos claramente que orar es hablar con Dios. Cuando oramos abrimos nuestro corazón a Dios para contarle cómo nos sentimos. En Mateo 6:5-8, Jesús habla sobre la oración y dice:

“Cuando oren, no sean como los hipócritas, porque a ellos les encanta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que ya han obtenido toda su recompensa. Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. Y al orar, no hablen solo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras. No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan.”


Aquí vemos que la oración es entre nosotros y Dios, no para impresionar a los demás. Nuestro corazón no tiene la actitud correcta si lo que buscamos es que los demás nos vean y admiren nuestras palabras. Al orar, nuestro deseo más grande debe ser pasar tiempo con Dios y hablarle desde lo más profundo de nuestro corazón.


Si bien es cierto, la Biblia nos enseña que nuestro Padre sabe de antemano lo que necesitamos, como a todo buen padre a él le encanta escuchar la voz de sus hijos. Vemos así que el énfasis de la oración debe ser fortalecer nuestra relación con Dios, acercarnos a él, pasar tiempo en su presencia y compartir con él lo que ocupa nuestro corazón. Oramos porque nuestra relación con Dios es importante y vital.


¿Cómo orar y qué decir?


La Biblia nos da ejemplos y ayuda. En el mismo capítulo del evangelio de Mateo mencionado anteriormente encontramos "el Padre nuestro", conocido como la oración modelo de Jesús.


Mateo 6:9-13 dice: 9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.


Si tomamos esta oración como ejemplo, vemos que hay algunos elementos importantes que deben formar parte de nuestra oración.


1. Comenzamos con una actitud de alabanza, adoración y humildad:


Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. (v.9)

Inicialmente debemos mostrar nuestra alabanza y adoración, reconocer la grandeza de Dios y su santidad. Nuestra actitud debe ser humilde.


2. Expresamos nuestra confianza en él.


Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. (v.10)

Luego nos sometemos a su voluntad y afirmamos que lo mejor que nos puede pasar es que su reino se manifieste en nuestras vidas. Declaramos confianza total de que su reino y su voluntad son lo mejor para nosotros porque donde se manifiesta el reino de Dios suceden grandes cosas.


3. Presentamos nuestras peticiones.


El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. (v.11)

Pasamos a presentar nuestras peticiones, a pedir la provisión de Dios para el día.


4. Reconocemos la importancia del perdón.


Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. (v.12)

Reconocemos nuestra necesidad de su perdón y su gracia. A la misma vez examinamos nuestro corazón para saber si hemos estado dispuestos a perdonar y ofrecer gracia a los que nos han ofendido. Es momento de examinarnos.


5. Pedimos victoria sobre la tentación y el mal.


Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal (v.13)

Pedimos su ayuda y protección ante las tentaciones para que permanezcamos firmes en él y no cedamos. Sabemos que él es el único que nos puede proteger y librar de las tentaciones de un mundo pecaminoso.


6. Volvemos a alabarle.


Porque tuyos son el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. (v.13)

Finalizamos con alabanza y adoración a Dios, reconociendo que solo él merece toda la gloria y toda la honra, que la eternidad está en sus manos.


Mientras más cultivemos nuestra relación con Dios más fácil será acercarnos a él con toda confianza para hablarle y presentarle nuestras necesidades. También será cada vez más fácil escucharle y recibir su misericordia, su gracia, su paz.


La oración nos acerca a Dios. Nos da la maravillosa oportunidad de abrir nuestros corazones a él, contarle lo que ocupa nuestras mentes, pedirle su ayuda y su sabiduría. Santiago 4:8 dice: "Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes." Y esto es lo que hacemos cuando oramos.



Escrito por el Pastor Gerardo Antillanca

Iglesia Los Mensajeros, Conchalí.


Si tienes alguna duda con respecto a este artículo, deseas saber más sobre nosotros o necesitas orientación escríbenos a uncantouncuerpo@gmail.com


¿No tienes biblia? Puedes leer online: Biblegateway.com



#oración #orar #padrenuestro #uncantouncuerpo #rezar #hablarconDios #músicacristiana #músicacristianachilena #músicachilena #evangelio #biblia #artículoscristianos #blogcristiano




"Padre que estás en el cielo" by @aravizpaz

21 vistas

Revisa nuestras redes sociales. Diariamente estamos subiendo contenido para que te enteres de todas las novedades de la música cristiana chilena, mensajes que te motivarán cada día e información de los próximos eventos que realizaremos.

¡Síguenos!

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Spotify

© 2019 by Un Canto Un Cuerpo

  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco